fbpx
Ana Espinosa

Coach Profesional

Soy Ana Espinosa, aprendiz de vida

Especialista en salud y nutrición 

Especialista en procesos de duelo 

Coach de vida para mujeres

Quiero que el aprendizaje te de luz y que encuentres una oportunidad para crecer. 

Soy una mujer curiosaenamorada del estudio y de los aprendizajes de la vida. Me gusta compartir mis conocimientos y avanzar junto a otras mujeres.

Quién soy

Cuando alguien se presenta en una página profesional como esta, en el capítulo de “quién soy” acredita su formación profesional. Y desde luego, yo poseo un destacado bagaje formativo y de experiencia en el campo del coaching personal. Del cual os voy a hablar muy brevemente a continuación, pero también de mis vivencias personales que suman a mi perfil como coach de vida.

Mi formación como coach profesional

Os puedo enumerar los diferentes cursos realizados en la materia. El último de ellos fue el de Especialización en el Método de Recuperación de Duelo impartido por el Grief Recovery Method Institute de Gran Bretaña. 

Y antes hubo otros como el de Coach en Salud y Nutrición realizado por el Institute for Integrative Nutrition de Nueva York o el realizado para convertirme en especialista en Acompañamiento de Duelo de la Escuela Española Transpersonal de Madrid.

Eso por no mencionar los títulos académicos que realice en mi México natal. Primero licenciándome, hace ya unos cuantos años, en Derecho por la Universidad Iberoamericana y posteriormente alcancé el Diplomado Universitario en Nutrición Humana por la misma universidad de Ciudad de México.

No obstante, sin negar la importancia de todos esos estudios, tal vez lo más relevante para desarrollar con éxito mi trabajo de coaching personal es mi propia experiencia. La cual, como ocurre con cualquier persona, está conformada por momentos de plenitud y otros mucho más tristes.

 

Y posiblemente hayan sido estas fases de mi existencia las que más me han enseñado, las que me han moldeado y las que me han aportado muchas de las herramientas que ahora uso en mi labor de coach de vida para mujeres.

Mis vivencias, mi aprendizaje

La idea no es contarte con todo lujo los detalles de mi vida, pero si te voy a dar unas pinceladas claves para que me conozcas un poquito mejor. Ya he superado los 50 años y nací en México. Allí, muy pronto, siendo una niña, descubrí mi tendencia a engordar, así que comenzó mi lucha por mantener un peso saludable. Y como no lograba mi empeño, la cuestión se tornó en auténtica obsesión. Con kilos de más y los traumas del sobrepeso pasó mi juventud, lo cual no impidió que encontrará un primer amor y me convirtiera en madre. Con 26 años ya era una mujer divorciada y con una preciosa niña de tres años. Un tiempo duro, obviamente. Por fortuna, pocos años después apareció el hombre de mi vida. Con el que llegarían otros dos hijos más. Dos alegrías inmensas, pero no debo ocultar que tras el segundo embarazo, mi cuerpo también ganó 30 kilos. ¡Nada, nada saludable! Una situación dramática. Llegó a ser una situación muy delicada,tanto que estando dormida dejaba de respirar durante 10 segundos.

Soy un claro ejemplo de cómo se pueden utilizar los aprendizajes y generar nuevas posibilidades

Un punto de inflexión, a remontar el vuelo

Estaba claro que tenía un grave problema.

Había tocado fondo y necesitaba ayuda para salir a flote.

Fue entonces cuando comenzó mi aprendizaje sobre el peso, las emociones, la imagen y el ejercicio.

Busqué tener una visión global sobre estos temas participando en diversos congresos, trabajando con escuelas para prevenir trastornos de la alimentación y sobrepeso en los niños, e incluso fui miembro de la National Eating Disorders Association de Estados Unidos.

La cirugía fue el resultado de cometer muchos errores durante años. No hubiera tenido que recurrir a ésta con la ayuda de un buen coach de vida, en definitiva, me hubiera orientado a observarme, a conectar con mis emociones y a encontrar opciones para tener un peso saludable y mantenerlo, sin tener que recurrir a semejante intervención quirúrgica.

Hoy sé, que cuando se trata de peso, no todo está centrado en un menú nutricional, ¡somos personas llenas de emociones! 

Pero una cosa que se aprende con el paso del tiempo, es que no hay vuelta atrás. De hecho, al mismo tiempo que yo me recuperaba de la intervención, mi esposo cayó enfermo, y vivimos una dura convalecencia. Mi recuperación fue un éxito y me seguí volcando tanto en mis estudios como en mis trabajos vinculados con la nutrición.

Saber vivir el duelo

Aunque mi existencia iba a dar un giro muy brusco. Nos trasladamos a España, y poco después la vida me golpeó con la pérdida de mi marido.

Fue entonces cuando comprendí lo que era el dolor más profundo. Y también descubrí cómo vivir ese duelo con serenidad y superar una pena tan honda. Ni siquiera entonces me refugié en la comida, porque tenía ya herramientas y la resolución de vivir con todas aquellas emociones.

No fue fácil, pero de aquella experiencia y de toda mi trayectoria vital aprendí mucho de mí misma.

Todo eso, más lo aprendido en numerosos cursos, charlas y congresos, es lo que puedo aportarte a ti, si quieres que te acompañe como coach de vida. 

Ana Espinosa, la coach de vida que soy

Después de 50 años, siendo la madre de tres hijos y una mujer viuda, te puedo asegurar que me siento feliz con la mujer que soy en la actualidad. Vivo a gusto con mi piel. Puedo presumir de estar en paz con mi mundo interior y también con el exterior. 

Todo lo complejo, lo doloroso, lo feliz y lo maravilloso que he vivido me ha llevado hasta aquí. 

Incluso he tenido el coraje de poner todas enseñanzas en negro sobre blanco y escribir mi libro: De amor y lágrimas. Transformando el dolor en amor.

Cada experiencia me ha hecho aprender. ¡No solo eso! Desde lo más profundo, me han llevado a desear acompañar a otras mujeres que buscan encontrarse a ellas mismas. 

Acompañar a mujeres como tú, a que alcances tu mejor versión en cualquier ámbito. Ese es mi único objetivo como coach de vida para mujeres.

Estoy lista para compartir contigo lo que todos estos años llenos de aprendizaje me han dado.

Acompañarte

me da, propósito

Estar aquí para acompañarte le da sentido a mis días.

Pongo mi historia personal, escritos, programas de formación, aprendizajes y estudios a tú disposición, para ayudarte a conectar con la vida que sueñas.

 

Colaboraciones Coach Profesional

¡Puedes clickear en las imágenes para ampliarlas!

Títulos

Testimonios

INSTAGRAM